martes, octubre 23, 2012

Amanece y Te espero...


Todavía no amanece, pero estoy seguro que hoy te verás muy sexy. Como también estoy seguro que te diré al verte cuando bajes a hacer el café: “Amor, qué sexy te ves hoy”.

Y no me refiero al simple hecho de ponerte cachonda o exhibir una sensual ropa de dormir, o percibir cierta picardía en tu mirada o que bajes ya totalmente maquillada y hermosa al extremo que la sensualidad te brote y te haga ver exageradamente sexy..., ¡no, no y no!

La cosa es más complicada. Hoy tu sexualidad se derramará por tus poros aunque no te  hayas ni alisado el cabello, ni lavado la boca, ni te hayas puesto ese atuendo transparente que muestra todas tus curvas. ¡No!... Lo podré oler. Me asusto solo de pensarlo.

También estoy seguro que te sonrojarás mientras te lea este poema que he escrito para ti. Incluso sentirás como la piel se te enchina con el simple y común hecho de susurrártelo al oído.

Me dirás que me has llamado con rabia cuando al abrir los ojos te diste cuenta que no estaba a tu lado, e imaginaste como posaba mis labios en tus mejillas para decirte un “buenos días”. Que bajaste a buscarme y el rico olor de un buen banquete te anunciará que todo ya está listo y que valió la pena no verme a tu lado al despertarte.

Te emocionarás, me besarás, te contendrás unos breves minutos mientras haces el café y una vez terminado me tomarás de la mano y me invitarás a compartirlo a tu lado. Haremos nuestro rito, hablaremos de los sueños que tuvimos en la noche, y por último me pedirás que te lea por segunda vez el poema.

Y entonces, todos tus jugos se saturarán con tus deseos, brotando como roca fluida, corriendo como lágrimas de un sexo que llora porque quiere mi sexo...

La verdad hoy te sentiré extraordinaria, porque desde aquí, esperando que despiertes e imaginándote abrazada a tu almohada, escribo estos versos que al tocarte se convertirán en místicos orgasmos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Directory Blogspot