miércoles, mayo 25, 2011

Reflexiones entre Tangos y Recuerdos.


Nos conocimos en un tango, una noche de abril, bajo la luna.


Quizá el tango fue el lugar: el justo medio en donde nos encontramos.

Y me dije: Tango que besarla, Tango que amarla, Tango que ser de ella. Y entre tangos, te tengo, y soy feliz porque te Tango. Porque hoy sé que Tango lo que tengo que tener.

Y te dije: Escúchame. Soy el as bajo tu tango. Y tú eres la luz desde mi tango.

Y de pronto el tango no fue música: fue destino, es presente, es arrebato. Tango en tus manos, tango en tus ojos, tango en tus labios. Por eso El tango no se baila por bailarse: se hace, como el amor. Se siente como el amor. Se vive como el amor. Por eso, (sin silogismo), tú eres el amor.

Tal vez el tango eres tú: por eso te bailo porque te siento, y te toco porque te vivo y te tango porque te tengo.

Tal vez el tango es palabra, tal vez el tango es un hecho, tal vez somos el tango que resurge entre tantos recuerdos.

Son las 11.11 pm, y voy a dormir escuchando aquel tango que un mes de abril, escuché después de un bolero.

105-12-2011


3 comentarios:

  1. ¿Realmente eres el Carlos que conocimos?

    Me siento muy contenta que estés disfrutando esta linda etapa de tu vida. Me siento contenta de que por fin hayas encontrado la felicidad.

    Sabes, que felicidad empieza con Fe?

    felicidades a los dos.

    Marta E.

    ResponderEliminar
  2. Un blog donde reina el amor, la serenidad ...felicidades. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. ambos ritmos (tango -bolero) son afrodisiacos absolutos
    uno lleva y el otro se deja llevar y así sinpara hasta donde el impulso quiera

    abrazos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Directory Blogspot