domingo, septiembre 26, 2010

Qué bueno que no hablan...


¿Sabes? Hoy sin proponérnoslo
hemos hecho un recuento de la historia.

Hemos palpado lo que
estas cuatro paredes representan.
La complicidad del primer día,
Las bondades de una primera semana,
la necesidad del primer mes,
los pequeños y grandes fracasos
de los días que antecedieron
al segundo mes,
los placeres que siguieron
y que hoy siguen dando vida a nuestras vidas.

Estas cuatro paredes encierran nuestra historia;
tus risas, tus alegrías, tus llantos,
tus enojos, tus reclamos, tu pasado,
mis insomnios de poesía,
mis desvelos a tu lado,
mi pasado y nuestro presente,
nuestras ganas, gemidos y placeres
nuestras noches de locura
nuestros días de quehaceres
nuestros planes, nuestros sueños.

En estas cuatro paredes se sienten
nuestros roces;
tu pie jugando con el mío,
Las copas ya bebidas mientras
tu mirada rozaba con la mía,
los besos que nacieron al roce de tus labios,
los orgasmos disfrutados al roce
de mi vida con tu vida…

Hoy, tú a mi lado, mirándome
mientras escribo este poema,
has desnudado mi alma
y me has hecho el amor con tu presencia.

Si estas cuatro paredes hablaran…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Directory Blogspot