lunes, julio 05, 2010

Tiempo, espacio, luz y vida.

El tiempo, ya no es incoloro ni frío, ni desabrido ni inerte, ni ingrávido ni mustio y decide despojarse de ese velo mortal de una desilusión que parecía eterna. Ya no hay razones para estar triste, ni mostrar un rostro desencajado y marchito. Ya no hay momentos para llenar un vacío, porque ya el vacio se ahogo en su propia desventura. El tiempo renace de su presente alegría. Ya no hay pasado que dañe el avance del tiempo, de un tiempo que crece en cada amanecer. El tiempo con alas se eleva desde lo hondo de un acantilado que ya se moja ante las olas y late con la brisa. El tiempo es testigo de su propia evolución.
El espacio, libre en su tridimensional alegría se ha despojado de toda incertidumbre. En todas sus direcciones los sucesos visten de osadía, portan ilusiones, construyen laberintos de pasiones, vislumbran la vida en otras latitudes. Todo se mueve y aquellos agujeros negros absorben con infinita energía lo que en un pasado fue negado. Ya existen supernovas que estallan al final de sus días porque ya existen días. El espacio vuelve a expandirse en espera de tocar lo infinito de un universo auténtico y sincero. Ya las partículas recobraron su energía y chocan en el caos natural de los sucesos. Ya nacieron de nuevo los fotones y diminutas partículas renacen en el átomo y emiten luz en cada salto cuántico existente. El espacio brilla ante tanta abundancia de su esencia.  
La luz, vuelve a ser una radiación multicolor. Ya es onda, ya es corpúsculo, y para colmo, ya tiene un rango visible por el ojo humano y de nuevo contornea los objetos dispersándose en ese espacio engrandecido y libre. Ya vuelven a existir lugares para espejos, arcoíris y celdas que transformen esa luz en energía. La Luz ha renacido, el sol brilla más que nunca. La luz resurge ante la presencia de fotones.
La vida, ese estado que precede a la muerte, transcurre en un tiempo y en un espacio sano, donde la luz recobró su don de dar vida a lo vivo y dar paz a las almas. La vida se convierte en jinete y galopa sin frenos en un universo que se forma en su legítimo big bang. Un universo que fluye hacía el comienzo de un nuevo mundo que borrará lo apocalíptico. La vida no se niega a renacer en el reino de la felicidad. Porque ahí apareciste. Porque ahí te quedarás. Porque ahí estamos, pésele a quien le pese y créalo quien lo crea.

Son la 1:22 am: ¿te digo algo que nunca te he dicho?

9 comentarios:

  1. Ciencia, poesía y realidad se funden espléndidamente en tu relato. Es un placer leerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Maravilloso relato. Secuencialmente perfecto, con excelentes imágenes. Me encantó esta frase por bella y cierta:La vida, ese estado que precede a la muerte. ¡Excelente!Felicitaciones! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Letras para no ignorar que nos detienen ante cada punto a reflexionar.Muy bien logradotodo pero el finalmmh muy a mi gusto , tiene ese toque romántico infaltable aun en un contexto que pareceria no tiene cabida y sin embargonos damos cuenta que todo tiene que ver con todo
    Un fuerte abrazo
    Ximena

    ResponderEliminar
  4. Letras para no ignorar que nos detienen ante cada punto a reflexionar.Muy bien logradotodo pero el finalmmh muy a mi gusto , tiene ese toque romántico infaltable aun en un contexto que pareceria no tiene cabida y sin embargonos damos cuenta que todo tiene que ver con todo
    Un fuerte abrazo
    Ximena

    ResponderEliminar
  5. Gracias Marisa, Alma y Ximena... este escrito es una respuesta a algo que escribi en diciembre pasado que se llama apocalíptico... y todo estaba al revés, creo que vale la pena poner el anterior para que se vea la transformación

    abrazos
    Carlos

    ResponderEliminar
  6. Bellísimas imágenes en tu escrito, donde logras mantener la intensidad en un recoorido atrapante, bien logrado. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Muy bueno tu análisis del universo. Me ha encantado la sensación de infinitud que has logrado plasmar, esa especie de historia cíclica. Nada termina, siempre está en continuo movimiento, expandiéndose a cada segundo. Personalmente, a veces me da miedo pensar en lo frágil que es.

    Un saludo, Mirache.

    ResponderEliminar
  8. MIRACHE, Hermoso relato para leer y volver a leerlo, maravilloso, me encanto, siempre es un placer enorme leerte.
    besitos para ti Amigo

    ResponderEliminar
  9. Hermoso como te deje en mi comentario anterior, es un placer leer tus letras son maravillosas.
    besitos para ti

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Directory Blogspot