martes, mayo 11, 2010

Momentos




Qué bueno que estemos juntos
en este divino momento donde
todos parecen dormidos
aunque las paredes oigan.

En ese momento
me gusta mirarte a los ojos.
Se tornan de un color
que se confunde con el café
que compartimos sin llegar a ser café.
Y ahí me sueltas un deseo
Que me deja casi mudo.

En ese momento
me gusta deleitarme
con la cadencia de tu voz
que suele mezclarse
en una gama indescifrables
de autenticas revelaciones.
Y ahí me sueltas la última confesión
que me deja casi mudo.

Ya se ha hecho una costumbre
esos momentos en que las palabras sobran…
y las paredes también.

En ese momento
Me doy cuenta que mi estrategia
Va más allá que esperar
que tú me necesites.

Yo simplemente espero que un día
tu estructura me pertenezca.


Son las 9:20 pm. Qué buen café.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Directory Blogspot