martes, mayo 25, 2010

Confesión I


Me gustas mucho cuando:

Me miras a los ojos
y te quedas en silencio.

O cuando sueltas un repentino
“no siempre que te miro así
tengo que estar pensando en algo”.

O cuando sonríes esperando
mi clásico “¿por qué?”
Y justo ahí tus labios
se desbordan con un beso.

O cuando veo que en tu mirada
se encierra en sí misma una pregunta
que respondo con solo un
movimiento de cabeza.

O cuando sentada en mis piernas
te olvidas de allá afuera,
de la cruda realidad que empequeñece
ante el día a día de tenernos.

O cuando sueñas despierta imaginando
que un nuevo sofá frente a la tele
se vería mejor si yo estuviera,
o que el espacio vacío de mi cama
estaría mejor siendo tú mi compañera.

Mirándolo bien no hay nada en ti que no me guste.


Son casi las 9 am. Llego del Gym y tú aún no disponible. ¿Apagas el aire?

2 comentarios:

  1. Que genial. Cuando se está enamorado gusta todo de la otra persona. Lindo poema con tu estilo tan personal. Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Que derroche de amor, cuanta ternura, gracias Carlos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Directory Blogspot