martes, mayo 04, 2010

Con dos es suficiente.



Deseó solamente dos: Dos cuerpos. Dos ojos que se buscan. Dos narices que se rozan junto al vaivén de las miradas. Dos bocas que murmuran las más coherentes declaraciones, los más sutiles deseos, las más sensuales fantasías.

Lo demás viene sin tener que escribirse: Toda la piel se entibiará al ritmo en que los besos crezcan y las palabras se ahoguen en ese inmenso universo de entusiasmo. Las sabanas desaparecerán, los cuerpos hervirán en la misma hoguera que consume al tiempo. Tiempo que contará sus gemidos en la medida en que estos se vuelvan exigentes y obliguen él le bese el interior de tu vientre, del cual emanarán los líquidos selectos de un manantial de incontenibles pasiones.

Y antes de partir, llegarán juntos y se expandirán en cada escena vivida, en donde la poesía no tenga necesidad de rimar y la prosa arda igual que ellos, cuando exhaustos, sus rostros reposen en el vértice de sus labios.

Son las 00:52 am. Romeo se fue dormir.

4 comentarios:

  1. “Que de tu vientre emanen los líquidos selectos.”
    Esto me gusta.

    Un placer encontrarte.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Preciosa alegoría de crear poesia sin rimar mientras la prosa se manifieste ardiendo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado. FElices sueños Romeo. Aunque creo que ya te habrás despertado. Precioso todo el texto. Escribes muy bien. >Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Muy pasional- Hermoso !!!

    Un saludo cordial

    Aurora

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Directory Blogspot