miércoles, abril 28, 2010

Esperaré.




He visto desde mi escondite tu regreso
(le dije en voz baja a un sentimiento)
Vibra la piel de mis adentros,
y suenan las señales que me anuncian
que arde mi cuerpo en tu presencia.
Y me repito:
Esperaré.

Esperaré que un día tú me busques,
esperaré con calma todo el tiempo,
esperaré que me digas te deseo,
esperaré que recorras mis anhelos,
esperaré que me beses muy adentro,
esperaré la llama que nos prenda,
y entonces, ese día gritaré
que valió la pena la espera.

Esperaré...
Me pongo de pie, no para irme,
sino sólo para esperarte.

Son las 10:21 pm. Escucho sin daños a terceros.

4 comentarios:

  1. Tan sentidísimo poema, tan honesto de sus ganas!
    Y yo que no puedo no decirlo: no esperes, mira los bancos de las plazas,los andenes, lo que los despinta,agrieta,no es el sol,la lluvia,ni siquiera el tiempo.Es la espera de todas sus esperas.
    Que llegue, si tiene que llegar que llegue!Que todas esas ganas mañana sean una realidad pero...no esperes.
    Dicho desde mi corazón.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ale...
    muy lindo y verdadero comentario.
    Pero creo que esperar no es tan malo, si sabe uno lo que espera. Mas bien esto es metaforico. Y cuando digo digo espero es para decir... aqui estoy y enterate de que me gustas.

    gracias otra vez

    ResponderEliminar
  3. Preciosas palabras Mirache, un poema bello y sentido, con fuerza, con garra y deseo.
    En cuanto a la espera, puede ser una elección momentanea pero nunca debe convertirse en una adicción, ya que demasiadas veces la espera conlleva finalmente dolor de alma.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Ya no tienes que esperar, aquí estoy.

    Te dejo un beso.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Directory Blogspot