martes, abril 20, 2010

Apología.

Renazco en cada ciclo de los días

en las noches calientes que acompañan mi desvelo

en el sudor que me cubre como velo

en las frías aguas de un baño mañanero

en el silencio de cada madrugada

en las mañanas de una brisa atragantada

de cada despertar que me renuevo.


Renazco en cada abrazo de un amigo.

Renazco en la sonrisa de mi hijo.

Renazco solo sin tu “ayuda”

sin tu sombra

sin tu burla

sin tu canto.


Renazco en cada día sin ser necio

sin pensar tan siquiera en el fracaso

de un placebo que un día,

sacándome lo bueno

me puso en el sendero del ocaso.


Hoy recuerdo aquellos días

que pensabas que no nací para estar solo

y no sería nadie sin tu compañía.


En cambio, (16 años después) estoy solo;

Y renazco en cada ciclo de los días.

2 comentarios:

  1. Cada día morimos un poquito más, para volver a renacer, son cambios, porque no hay nada quieto y todo cambia.

    Preciosos versos, y un rincón muy bello.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias María. Todo cambio bueno es para renacer.
    Saludos
    Mirache

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Directory Blogspot