miércoles, diciembre 29, 2010

Anatomía de tus ojos



Tus ojos destilan un lenguaje de múltiples desdobles.
Con lentes, tu mirada expresa la intelectualidad de un universo diferente en donde no hay cabida a la insensata estupidez de los mortales.
Sin lentes, tus ojos hablan mil idiomas:
Al amanecer, aún soñolienta por el largo sueño de una noche, ilustras toda la ternura que hierve en tus cimientos y es el momento justo en que tu mirada incita a un placer sin condiciones, sin límites ni intrusos de moral de plásticos contornos.
Al medio día, tus ojos irradian tu sensatez, tu madurez, tu soberbia, tu osadía, mezclando historias, verdades y aventuras en el esplendido compendio de tu vida.
Al atardecer, cuando el sol quiere ponerse en un horizonte ya caduco, tu mirada esculpe compasiones, pasados no queridos, presentes añorados.
En las noches, cuando hablamos abrazados y desnudos en la sobremesa de un día de contrastes, el color pardo de tus ojos se torna casi negro, desdoblando la calma en osadía, el silencio en múltiples gemidos, el optimismo en placeres desmedidos y la cordura en una infinita lujuria de titanes.
En ese instante en que lo frío desaparece, con lentes o sin lentes tus ojos me pierden en la inmensidad de tus entrañas.



jueves, diciembre 09, 2010

Anatomía de tu piel

Tu piel despide el aliento de tu alma en cada gota de sudor que expulsas cuando surcas la línea delgada que separa al placer del buen orgasmo. Tu piel entrega el olor de tus entrañas cuando sucumbes al zarpazo de la espada de tu amante. Tu piel destila los sabores de esa fruta prohibida cuando flotas en el viento y viajas más allá del horizonte. Tu piel es el abrigo de un mortal satisfecho, de un sensato guerrero que hace gloria de tus glorias, de un simple hombre que avasallado por el tiempo resurge cada vez que tu piel desnuda entre mis dedos me hace pecar en lujuria desmedida.





sábado, diciembre 04, 2010

Se hizo justicia.


Hoy pensé por un minuto, que me hubiera gustado
haberte conocido años atrás.
¡Qué desperdicio de tiempo!
¡Cuántas horas sin encontrar lo que buscábamos!
¡Cuantos besos tirados al vacío!
¡Cuántas lágrimas echadas por hastío!
¡Cuántas soledades teniendo compañías!
¡Cuánta pasión aglomerada!
¡Cuántos anhelos presionados!

Pero se hizo justicia…
Y ahí fue donde nos encontramos.
Bendito este tiempo compartiendo tu osadía
¡Cuántas horas de dicha hemos vivido!
¡Cuantos besos saboreados!
¡Cuánta risa acompañando el regocijo!
¡Cuánta compañía, ya no más soledades!
¡Cuánta pasión hace chispa en cada entrega!
¡Cuántos anhelos compartidos!

Bendito este tiempo en el que aún corro lujurioso y sangriento
hacia el lecho en que nos conocimos.


(c) derechos reservados. 
Datos de registro: Código: 1102208540322

Fecha 20-feb-2011 17:36 UTC

miércoles, noviembre 24, 2010

Una propuesta entre vinos.

No sé si te preguntas por qué ya escribo tan poco. Y no dudo que antes de que acabe este penúltimo mes del año, buscarás una noche y después de servir las dos copas de vino, me reclames en un tierno susurro… ¿se habrá marchado la musa que entonaba canciones en tu oído?  De seguro, por unos segundos quedaré sin respuesta mientras me observas fijamente a los ojos. De seguro, también  soltaré una sonrisa nerviosa y empezaran a sudarme las manos y me llevaré el vino a los labios, beberé un leve trago y prenderé un cigarrillo.  De seguro no escucharás una entre tantas justificaciones que uno suele decir para salir del paso. Como tampoco deberás preocuparte por una respuesta contundente. Es más, te adelanto que no tendré respuestas…
…Sólo te miraré y como en cada mirada de esas noches de vino, encontrarás los poemas que en mí tú has inspirado. Cerrarás los ojos al roce de mis labios y beberás de mi boca hasta el último sorbo del Merlot elegido. Quedarás muy nerviosa y algo sorprendida cuando sientas la nota que en tus manos reposa. Leerás en silencio y de seguro, soltarás un suspiro y te lanzarás a abrazarme gritándome al oído: Sí, acepto ser tu esposa.

Son la 1:27 am. Por cierto… mi musa sigue entonando canciones en mi oído.

jueves, noviembre 11, 2010

Llegó la F.

Llegó por fin la fuerza en una F. Muchas hubieran seguido el camino cursi de una F de felicidad, o lo jocoso de una F de feo, lo tibio de un olvido casi frío o el frío de noviembre ya casi a la mitad...  Es una lástima que madurez no tenga F para fraguar con broche de oro un adjetivo que en ti misma sería redundante. Hoy no esperaba sólo un suspiro veloz, sino un rebaño de conciencias en alertas y ese ventanal abierto a la fragancia de un crepúsculo que espera sin consuelo, la fuerza de dos amantes que dispuestos a flotar en éxtasis, llegaron a donde quieren.

Sería difícil no ser “feliz” a tu lado. Sería increíble no “fluir” en tus caricias. Sería injusto “falsear” la realidad de tu presencia, ignorar la “franqueza” de tus besos. Sería imperdonable no degustar en la mente las curvas de una “figura” casi perfecta, no recrear la  “firmeza” de tu piel, “formatear” los momentos de locura que toda tú regalas en cada entrega.

Feliz y afortunado soy aunque parezca repetitivo. Fuerza sobra para lograr lo que queramos. Fortaleza tenemos para desenvainar la espada y quitarnos del medio hasta, quien vestido de ángel o de amigo, venga a hacer temblar nuestra quietud. Firmeza ante la desventura, ante las dudas, ante el indomable verdugo que pretenda hacer polvo nuestras conquistas.

Hay un Dios que nos protege, un bando de ángeles que nos guían y una F que fortalece cada día nuestro amor.

Son casi la 1 am. Hay frío y yo tengo calor solo de pensarte.

miércoles, noviembre 03, 2010

Aprovechando el tiempo.

El tiempo es oro. Y no tengo dudas porque sabes cuanto han brillado para mí estos doce millones novecientos sesenta mil segundos que he estado a tu lado. Este tiempo de disfrutar de un amor sin condiciones, sin quebrantos, sin dolores, sin dudas y mucho menos, competencias absurdas.
Créeme que me faltan palabras para describir estas tres mil seiscientas horas de alegría compartiendo tu sonrisa, inyectándome de tu juventud, de tu nobleza y de tus ganas de amar.
A tu lado, estos ciento cincuenta días  me han enseñado que el amor existe a pesar de las limitaciones, a pesar de lo externo que se empeña en frenar sin éxito lo que estamos construyendo, a pesar de los incrédulos que se empeñan en creer que el amor puro es solo un sentimiento que existe en las telenovelas. Sin ti, estos cinco meses hubieran sido el ocaso de mis días.
Contigo el tiempo corre en todos los sentidos. No borra con olvidos porque no hay nada que borrar.
Contigo el tiempo hace infinitos los sucesos y no admite conceptos relativos porque el tenerte hace que el tiempo haga absoluto a lo vivido y a lo que viene por vivir.   

lunes, noviembre 01, 2010

Noche de Brujas


El viento sopló de una manera diferente en esta noche de brujas. No hubo gritos de terror, ni sillones balanceándose solos en la noche, ni fantasmas volando sobre tumbas. Fue una noche diferente. Una puerta se cerró y se abrió el telón de un torrente de pasiones desmedidas.  Un río creció y desbordó sus aguas en un monte fértil y sediento. La tierra tembló y desde su epicentro el magma hervía buscando una salida. Sus cuerpos temblaron al unísono y entonces hubo gritos de placer, un sillón se balanceó y fantasmas contagiados danzaron a lo tántrico. Fue nuestra noche de brujas.

miércoles, octubre 27, 2010

Secreto



Anoche hicimos hablar hasta las piedras.
Lo inamovible adquirió vida
para escucharnos sentir
y alguno que otro pájaro que dormía
revoloteó contagiado por un toque de envidia.
Un gallo cantó a deshora,
un gato prefirió dejar ir a su presa,
un árbol suspiró de nostalgia
y el pasto seco empezó a ponerse verde
sin que hubiera que regarlo.

Anoche embotellamos el tiempo vivido
y lo lanzamos al mar contándoles a todos un secreto.
Un hermoso secreto en donde confesamos
qué existe más allá del amor.

martes, octubre 19, 2010

Cambios

El viento solía llegar el mismo día y a la misma hora. Una vez por semana. Raramente dos. Y cuatro o cinco horas marcaban una nítida diferencia. Los demás días desaparecía dejando atrás una calma aparentemente soportable. Ella se acostumbró a vivir sopesando sus ausencias. Se acostumbró a vivir sin viento, sin la necesidad de que en el día a día hacía falta respirar.
La noche en cambio solía llegar todos los días. A la misma hora. Por lo menos alguna virtud debía tener. Siempre negra. Siempre obscura como su conciencia. Siempre disfrazando sus sonrisas, enmascarando sus intensiones y ocultando al monstruoso ser que en sus entrañas sostenía.  Noches que mostraban la falsedad de una luna que no brilla con luz propia. Él se acostumbró a vivir en las tinieblas. Más ciego. Más sordo. Convencido de que en la obscuridad no hacía falta la vista. Equivocado, porque cuando menos se ve, es cuando más se necesita escuchar.
Ella un día, cambió el viento intermitente por una brisa permanente que llenaba día a día sus pulmones. Penetraba lentamente en sus entrañas. Ella aprendió a necesitar el aire puro que portaba su brisa, aprendió que sin respirar no se puede vivir.
Él un día cambió a su hipócrita luna por un sol que brillaba con luz propia. Y dejó que su energía penetrara firmemente en sus entrañas, iluminado su alma y reviviendo a su estirpe. Él recobró la vista, perdió la sordera y aprendió que en el día a día la radiante luz que su sol le entrega es vital para su vida. 

domingo, octubre 10, 2010

Tu nombre.


Cuantas veces al día repito tu nombre. Sí, tu nombre. Es una hermosa sensación, porque al pronunciarlo, aunque sea  para sólo decir “TE AMO” mi boca se inunda de miel de abeja producida en primavera. Esa época del año en que las flores anuncian con colores que tú sigues ahí aunque te hayas ido a descansar y los pájaros desde aquellos árboles lejanos te dicen que yo estoy aquí, solo embriagado en tus recuerdos. Sí, aquí viviendo de tu nombre, de ese apodo que nos hemos puesto, mientras tiemblan mis dedos imaginando tus besos.
Decir tu nombre, es almacenar la tenue música de un suspiro que se pierde en el aire mientras busca tu eco. Es olvidar cuantas noches he intentado besar tus recuerdos, y creerme ese macho que todo lo puede, que todo lo ignora, al que todo le es fácil. Mentira, puras mentiras… La verdad es que te necesito a mi lado… aquí a mi lado.
Decir tu nombre, es más que alzar las manos y abrir el pecho para deletrearlo y en cada letra soltar hasta la ultima gota de amor que se desborda de mi pecho. Es sentirme un árbol florecido, es anidarte en mis ramas y aún es mucho más que eso. Y tú lo sabes.
Decir tu nombre, es saborear la belleza femenina, toda concentrada en esas letras. Esas hermosas letras que me dan la alegría, la paz, el amor.
Decir tu nombre es decirme a mi mismo que existe el amor y que lo estamos disfrutando.

Son las 5:40 am. Desde la soledad de insomnio te confieso que te extraño.

viernes, octubre 08, 2010

Llegaste

¿Cómo pude estar tan ciego? Estabas a mi lado y te veía tan lejos. Maldita ceguera, esa que uno se impone para no ver lo que salta a la vista y lo que brilla en demasía. Esa ceguera que regala insomnios y desgarra sentimientos… Pero no todo es eterno; incluso la ceguera. Un día llegaste de una forma diferente y extirpaste las dolencias de mi vista. Es más, activaste uno a uno mis sentidos. Y pude verte, hablarte, escucharte, sentirte, olerte y hasta tocarte. Y llegaste y te quedaste para llenarme de ti, de tu sonrisa, de tus mimos, de tus manías, de tus besos, de tu olor, de tus alegrías. Llegaste para arroparme en tus brazos, cobijarme en tu vientre, embeberme en tu sexo. Llegaste para alterarme las ganas y hacerme sentir vivo.

lunes, septiembre 27, 2010

Mi musa

Quiero que sepas,
mi ninfa poderosa,
que eres entre tantas musas mitológicas
mi única musa.

Y eso tú lo sabes más que nadie
cuando sin pensarlo
apareces en mis días;
invitándome a la gloria,
dándome tus goces,
convirtiendo mi intranquilidad en una fiesta,
armonizando tus canciones,
bailoteándome una danza,
envolviéndome de atenciones,
cantándome tus himnos,
mostrándose como la celestial que se desdobla
o musitando con voz sensual cuanto me amas.

Cómo no inspirarme ante
tu imagen y tus facciones,
ante tus mimos y tu hálito
ante tus caricias que me envuelven
cada noche con el mas tierno
susurro de un te amo.

Usted ha sido, es y será
la musa que me inspire
por toda la eternidad.

domingo, septiembre 26, 2010

Qué bueno que no hablan...


¿Sabes? Hoy sin proponérnoslo
hemos hecho un recuento de la historia.

Hemos palpado lo que
estas cuatro paredes representan.
La complicidad del primer día,
Las bondades de una primera semana,
la necesidad del primer mes,
los pequeños y grandes fracasos
de los días que antecedieron
al segundo mes,
los placeres que siguieron
y que hoy siguen dando vida a nuestras vidas.

Estas cuatro paredes encierran nuestra historia;
tus risas, tus alegrías, tus llantos,
tus enojos, tus reclamos, tu pasado,
mis insomnios de poesía,
mis desvelos a tu lado,
mi pasado y nuestro presente,
nuestras ganas, gemidos y placeres
nuestras noches de locura
nuestros días de quehaceres
nuestros planes, nuestros sueños.

En estas cuatro paredes se sienten
nuestros roces;
tu pie jugando con el mío,
Las copas ya bebidas mientras
tu mirada rozaba con la mía,
los besos que nacieron al roce de tus labios,
los orgasmos disfrutados al roce
de mi vida con tu vida…

Hoy, tú a mi lado, mirándome
mientras escribo este poema,
has desnudado mi alma
y me has hecho el amor con tu presencia.

Si estas cuatro paredes hablaran…

lunes, septiembre 20, 2010

Desde lejos.






Hoy quiero escribir un poema
que trascienda nuestras sabanas…

Quiero revivir uno a uno tus orgasmos
explorar todas tus sensaciones
apilar de uno en uno tus gemidos
cultivar cada beso como nuevo
recordarte toda y
renombrarte en cada entrega…

Hoy quiero desnudarte desde lejos
revivir cada momento,
para armar juntos esta historia
que nos hace redescubrir algo nuevo
de uno mismo en cada instante,
que nos hace invulnerables,
que nos hace más maduros.

Hoy quiero sentirte desde lejos,
acariciarte en cada verso,
susurrarte en cada letra,
desdoblarme en cada estrofa
y descorrer el telón de tus pasiones…
…ese escenario donde siempre
te muestras como eres.

Hoy quiero escribir tu autentico erotismo.

miércoles, septiembre 15, 2010

La vida florece desde cero.




La vida florece desde cero…
y ayer nació nuestro primer bebé.
Felizmente procreado y planeado,
haciendo ajustes,
moviendo montañas,
derribando obstáculos,
cumpliendo sueños,
forjando futuros.

Ayer emocionados escuchamos
 su primer llanto,
su primera sonrisa,
su tierna mirada,
y su primer flujo
dio cuerpo a otra vida.

Ayer nació el primero,
y luego vendrá otro y otro
y nos llenaremos de muchos.
De muchos de esos sueños
que cuando se hacen palpables,
nos dan la certeza que vamos caminando
por el camino correcto.

Ayer nació nuestro primer bebé;
Nuestro primer negocio.
Ese que llevó meses en gestarse,
pero que crecerá firme,
para darnos lo que tú bien has bautizado:
La luz a nuestra vida.

Gracias mami, el futuro nos pertenece.
Te amo.

viernes, septiembre 10, 2010

Merecido regalo.



Hoy el día les dio un fantástico regalo,
ese exclusivo regalo de tenerse
cubiertos del hechizo mortal
de sus cotidianas seducciones.

Y allí, bajo el ardiente vapor de
lluvia en regadera,
y envueltos con restos de una espuma
que se negaba a ser disuelta,
sus manos esculpieron sensaciones,
sus labios surcaron laberintos,
sus ojos tallaron secretos confesados…

… Él, empuñaba la espada del placer,
Ella, la vaina de todas sus pasiones,
y en duelo a muerte se entregaron al combate.
Sus cuerpos cayeron mal heridos,
jadeantes del pecado de la buena carne,
sudorosos, débiles y ensangrentados
de una sangre diferente.

Hoy el día les dio un fantástico regalo
que ya los dos se merecían.




(c) derechos reservados
Código: 1102238560659
Fecha 23-feb-2011 10:05 UTC

martes, septiembre 07, 2010

Confesiones bajo la lluvia.


Cuando escucho el susurro de tu voz,
algo mágico sucede…
es en ese momento justo cuando
se interconectan todas las parcelas de mi vida.
Sin duda, has llegado a remover en mi interior
esa paz que parecía perdida.
Los años mozos de mi adolescencia
resurgen en cada palabra,
en cada frase,
en cada gemido,
que emana de tus labios,
y es ahí, donde todas las divinas,
múltiples e intensas complicidades
que hemos saboreado juntos,
resumen de un golpe nuestra historia.

Cuando siento en mis labios el roce de los tuyos,
algo maravilloso sucede…
es en ese instante justo
cuando pierdo la sensatez de los adultos
y el mundo ajeno a nosotros,
parece no existir.
Los tiempos negros de mi vida
se esfuman y dan paso a un presente
que no admite lo oscuro,
lo gris,
lo fúnebre.
Un presente en donde todas las ardientes,
sublimes e intensas sensaciones
que hemos experimentado juntos,
nos auguran un hermoso futuro.

Cuando hacemos el amor,
algo sensacional ocurre…

Es la 1:19 am. Mejor hacemos el amor

martes, agosto 31, 2010

Cálculos del destino.

Ya casi es media noche. Te fuiste y heme aquí rodeado de recuerdos. Recuerdos que empezaron con aquel místico y casi eterno primer beso, hasta el más reciente que como fábula llegó a nosotros hace dos noches.
¿Cómo olvidar tú primera pregunta. Aquella simple pregunta que tanto repetías “¿Por qué no llegaste antes a mi vida?” hoy tiene sus respuestas.
El universo todo lo acomoda en su justo lugar. Ambos, ávidos de amar fuimos lanzados a una misma prueba.
― ¿Quieren amor? ― nos preguntó el universo. ― Ahí lo tienen. Tomen su camino y conozcan como se ama.  
Tú saliste en vuelo de palomas, surcaste espacios prohibidos, sembraste estigmas, rompiste reglas, edificaste sueños, forjaste una estructura que aparentaba ser sólida. Conociste un amor, lo definiste como amor, lo idealizaste como amor.
Yo emprendí a ciegas el camino. Un sendero que ensordeció mi estirpe, enlodo mi alma y exprimió a mí ser. Busqué el amor, creí en el amor. Pero no era amor.  
Justo ahí nos cruzamos en nuestras vidas, y hace unos días, meses después de aquel primer beso casi eterno, se apareció raudo y firme el universo. Esta vez no preguntó, sólo afirmó:
Esto que ambos están viviendo y disfrutando, sí es el amor. La experiencia anterior que les puse como prueba, era solo para que aprendieran que es lo que no debemos vivir cuando dos personas se aman de verdad. Lo que ambos vivieron, fue una vil pesadilla fantaseada como amor. Si se hubieran conocido antes, no hubieran aprendido esta lección.

¿Por qué no llegaste antes a mi vida?. No hacía falta. El destino lo tenía todo  fríamente calculado. Llegamos a tiempo y seguiremos en el tiempo.

Acróstico.

Grande eres entre todas
Amiga, buen compañera
Bondadosa, bien sincera
Y amante como ninguna.

Libre como el viento eres
Osada, valiente y bella
Entero tu amor reflejas 
Renaces en cada entrega y
Alimentas tus quimeras

Cristalina es tu palabra
0yes en la voz del alma
Riegas paz cuando hay silencio
Riegas luz si está nublado
Amor das si es el momento...
Liberando sentimientos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Directory Blogspot